Bretaña, Córcega y País Vasco se movilizan frente a París en defensa de las lenguas …

| |

De Bretaña a Córcega pasando por el País Vasco: varias manifestaciones protestarán mañana contra la controvertida decisión del Consejo Constitucional francés de censurar la educación inmersiva en las lenguas de estos territorios, tras ser aprobada como ley por el Parlamento.

“Ha llegado la aberración del 2021: las lenguas regionales de Francia se están volviendo inconstitucionales. Nuestra Francia aún no está reconciliada con sus raíces y su diversidad interna”, lamentó Jordi Vera, coordinador del movimiento político. Sí en el País Catalán, en declaraciones a Francia occidental.

Las redes de escuelas inmersivas (en bretón, Diwan; en catalán, Bressola; en occitano, Calandreta; o en euskera, Seaska) convocaron a manifestaciones masivas este sábado, a pesar del apoyo expresado por el presidente de la República tras la decisión del Constitucional. . El miércoles, Emmanuel Macron aseguró en una larga publicación de Facebook que “nada debería obstaculizar” la enseñanza inmersiva en estos idiomas, y pidió al Gobierno y al Parlamento que “encuentren los medios para asegurar su transmisión”.

La inmersión “es lo que hacemos desde hace 40 años, sabemos que funciona”, dijo a la AFP Grégoire Mazo, director de la red bretona Diwan (48 escuelas primarias y siete secundarias). “Necesitaríamos una revisión de la Constitución que integre claramente los idiomas regionales para asegurar nuestro futuro”, argumentó.

Peio Jorajuria, presidente de Seaska, una red de casi 70 escuelas, dijo que “nos enfrentamos a un declive de varias décadas debido a una decisión totalmente arbitraria”. “Es un empobrecimiento terrible desde el punto de vista pedagógico para los 12.000 alumnos preocupados por el aprendizaje del catalán”, dijo Jordi Veras, quien habla de “un shock increíble para nuestra generación que tenía prohibido hablar nuestra lengua en el patio de recreo”.

Renuencia en el gobierno

El Parlamento francés aprobó el 8 de abril el proyecto de ley para proteger y promover las lenguas minoritarias del país, tras el voto favorable de la Asamblea Nacional en segunda lectura y pese a las reticencias del Gobierno y los diputados del partido que lo apoya, La República en marzo.

El 21 de mayo, el Consejo Constitucional derogó parcialmente la norma, censurando el método inmersivo en la escuela, así como el uso en documentos de estado civil de signos diacríticos como la coma de la “ñ” utilizada en euskera o bretón. “No estamos pidiendo la luna. Sólo estamos pidiendo poder escribir los nombres de nuestros hijos en la ortografía correcta y evitarlo”, dijo Grégoire Mazo.

Previous

Irlanda (como siempre) con Palestina

La EMA está investigando los beneficios de combinar Pfizer y AstraZeneca con datos de …

Next

Deja un comentario