Arkaitz Rodríguez, reelegido secretario general de Sortu

| |

Arkaitz Rodríguez fue reelegido este sábado como secretario general de Sortu. Durante su comparecencia sostuvo que “la revolución exige la defensa del derecho a la libre determinación y la soberanía de los pueblos” en la búsqueda de la “liberación nacional” y un “Estado digno”. “Euskal Herria debe ser respetada como nación y debe poder decidir libre y democráticamente su futuro”, ha subrayado.

Crear, formación integrada en EH Bildu, desarrolló bajo el lema ‘Independenciarako Indarra’ la asamblea de clausura de su III Congreso en el Frontón de Bizkaia en Bilbao, donde se eligió la nueva dirección. Al acto asistieron 800 personas, entre las que se encontraban representantes de formaciones como BNG, CUP, ERC, Comunes (Colombia), FDLP (Palestina), KNK (Kurdistán), MLN Tupamaros (Uruguay) y Sinn Fein (Irlanda).

La militancia de Sortu eligió así al nuevo Consejo Nacional, en una candidatura que obtuvo el apoyo del 89% de los votos y que valoró la apertura de «un nuevo ciclo político», destacando que se fortalecía «la independencia de izquierda, social, electoral e institucionalmente» de los miembros de Aralar, entre otros muchos «lo que permitió a EH Bildu convertirse en la «segunda fuerza política”.

Conferencia de Aiete

Asimismo, ha señalado que todos los presentes en el Frontón Bizkaia han ratificado la declaración del 18 de octubre y “la hoja de ruta legada por la comunidad internacional en la Conferencia de Aiete”.

“Hay que reconocer y reparar a las víctimas, a todas las víctimas. Hay que dar una solución integral y definitiva al tema de los presos. Y hay que dar una salida democrática al conflicto político. Euskal Herria es una nación y hay que respetarla como una nación «El País Vasco debe poder decidir libre y democráticamente su futuro», ha dicho.

En su intervención, Rodríguez, que se mostró crítico con el capitalismo neoliberal, abogó por «una civilización socialista, que ponga en el centro la vida y su cuidado, y que anteponga el interés colectivo al individual».

“Durante la pandemia vimos que donde prevalece la lógica del capital, donde prevalece la privatización y la precariedad, y donde las instituciones huyen de su deber de cuidarlo, la vida retrocede, cuando no desaparece”, advirtió.

De esta forma, abogó por «cambiar radicalmente» el actual modo de producción, distribución y consumo, ya que «el capitalismo está fuera de control». A su juicio, hacer la revolución requiere «levantar la bandera de la utopía y reivindicar un futuro radicalmente diferente».

Reforma laboral

“Hacer la revolución requiere fortalecer las reivindicaciones y las luchas del movimiento feminista, del movimiento ecologista, de los jubilados, de los euskaltzales, del movimiento de acogida de migrantes y contra el racismo. Es salir a la calle a denunciar el desmantelamiento de la sanidad pública, en demanda. de pensiones dignas, en defensa de un sistema público de cuidados, de un sistema educativo soberano o de la oficialidad del euskera”, ha añadido.

Además, exhortó a los presentes a oponerse al «vergonzoso intento de perpetuar una reforma laboral que vulnera derechos y empeora las condiciones de vida de los trabajadores».

También argumentó que hacer la revolución implica «defender el derecho de los pueblos a la autodeterminación y la soberanía como sinónimo de capacidad política para poder realizar una profunda transformación social». “Requiere entender que la lucha de clases, el feminismo, el ecologismo o el antirracismo pasan por la liberación nacional”, agregó.

Tras exigir a los vascos que «recuperen» su soberanía nacional, Rodríguez ha subrayado que «hace falta un Estado Vasco para despatriarcalizar todos los ámbitos de la vida y conseguir la plena igualdad entre hombres y mujeres».

“Un Estado para traer, desde nuestra propia realidad, la construcción de la necesaria alternativa global; queremos un Estado porque no somos menores, ni estamos incapacitados para que otros tengan que decidir por nosotros. Pero sobre todo, queremos un estatal porque tenemos derecho a vivir en un estado digno. Los estados español y francés no lo son”, añadió.

En este contexto, dijo que todos estos desafíos requieren «un nuevo liderazgo que sólo puede venir de la mano de la soberanía de izquierda, de la mano de EH Bai y EH Bildu, ya que» quienes nos traen aquí difícilmente podrán llévanos a cualquier otro lugar».

“Por eso hemos ratificado nuestro compromiso inequívoco con EH Bildu y EH Bai, y hacemos una apuesta clara por abrir EH Bildu y EH Bai a nuevos sectores. Dar forma a ese amplio frente soberanista y progresista que lleva a este país hacia un futuro de soberanía y justicia social”, dijo.

Previous

El City piensa en un ex azulgrana para sustituir a Guardiola

Dembélé no se presenta en el entrenamiento del Barça

Next

Deja un comentario