Opinión # ¿Qué está pensando?... | 4 años atrás

La vulnerabilidad: Más  allá de una bandera electoral.

Lo que funda las civilizaciones es la existencia de la desigualdad al interior del núcleo social, y es el trato que se le da a estas desigualdades la base sobre la cual se construye el futuro de cada civilización, el cual puede ser próspero o de ineludible decadencia.

 

Dentro de la sociedad de nuestro Estado todas las personas, y las actividades que estas realizan, deberán de ser consideradas de igual importancia para el proyecto de construcción del bienestar social, sin embargo, las diferencias basadas en género, condición física, creencias religiosas, orientación sexual, entre otras, pierden su valor e importancia como cimientos en la construcción de prosperidad. Es así, como surgen los grupos en situación de vulnerabilidad, formados por personas que por sus características son consideradas minoritarias con respecto al total de la población, y que por lo tanto, sus necesidades específicas no son consideradas dentro de la planeación y distribución equitativa que  les permitan tener las mismas oportunidades dentro de la plena participación social.

Los distintos grupos en situación de vulnerabilidad se ven subordinados y en el olvido, por quienes viven “acomodadamente”  e intentan salvaguardar el orden social actual ante el temor de que un nuevo orden social conduzca a la desaparición de su realidad “privilegiada”. Sin embargo, los nuevos modelos y programas nacionales de inclusión de las personas que viven en situación de vulnerabilidad, indican sin duda, la importancia que estos grupos, y sus características particulares, tienen para lograr un desarrollo social y económico real.

Lamentablemente estos modelos y programas de inclusión se apilan sobre escritorios y llenan gabinetes completos en las distintas oficinas encargadas de darles ejecución. Los mecanismos de equidad necesarios para construir una sociedad en donde la inclusión se ejerza por ley, y su desconocimiento sea considerado un delito, deben de ser un compromiso político de reivindicación de los derechos de las personas que los conforman.

Mi profesión me permite colocar a los grupos vulnerables dentro del concepto de “síntoma social”, subrayando no sólo las profundas verdades sociales que estos grupos encierran, sino acentuando las ventajas que de ser escuchados y tomados en cuenta traerán para la organización social actual.

El miedo a un nuevo orden social se está desvaneciendo y nuevas formas de escucha se están gestando. Frente al fracaso que acompaña el dejar de  lado a los distintos grupos vulnerables y limitando o negándoles su participación social, los cimientos se conmueven y vemos que no hay foro de polémica, intercambio y de nuevas propuestas en que estos grupos no sean convocados.

La búsqueda por un esquema nuevo de sociedad, poco a poco, se está realizando y esto es algo- si en verdad queremos ver crecer a México- que debe de promoverse, dejar crecer libremente y acompañarse con acciones.

Espero, por el futuro de mis hijas, que las propuestas en beneficio de las personas en situación de vulnerabilidad vayan más allá de una bandera electoral, y encuentren su final en acciones reales, ejecutadas por quienes sean electos el próximo 07 de junio.

 

Por Guillermo Sánchez

 

Espero sus comentarios en:

guillermosanchezb@yahoo.com

Twitter: @guillermosaberr  

Periódico Tiempo es un medio impreso de corte familiar dirigido para el hombre y mujer moderno, que buscan información fresca con un lenguaje ameno y accesible a diversos temas desde empresariales y políticos hasta deportivos, tecnológicos, sociales, de estilo de vida, entretenimiento y cultura teniendo información que relaja, acompaña, entretiene e inspira y siempre con contenidos exentos de violencia que privilegian el contenido positivo. #SomosTiempo #SomosSocialité

Website: http://www.periodicotiempo.com

Comments are closed.